Noticias

Los gallegos disponen de más de 12 líneas de ayudas a la mejora y rehabilitación de viviendas con las que recuperar el patrimonio edificatorio de Galicia

22 de Mayo de 2019

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda recuerda que uno de los ejes de actuación de su departamento para el año 2019 es el fomento a la rehabilitación, para la que se destinan más de 30 millones de euros en el presente ejercicio

La primera Ley de rehabilitación de Galicia, que entra hoy en vigor, busca fomentar la cultura de la rehabilitación para revitalizar las villas y el rural gallego y generar oportunidades sociales y económicas para la sociedad gallega

Destaca que no será necesario la autorización autonómica previa para el cambio de cubiertas o actuaciones de carpintería exterior siempre que no afecte a valores protegidos, una medida de impulso novedosa que pretende facilitar y apoyar el compromiso de quien decide recuperar

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, recordó que los gallegos pueden acceder a ayudas para la rehabilitación a través de doce líneas de actuación que habilita la Xunta para recuperar y mejorar el patrimonio edificatorio y urbano de Galicia. Así lo trasladó esta mañana en la reunión del Comité Directivo de la Confederación de Empresarios de Ourense, donde recordó que el conjunto de las medidas dirigidas a propietarios y comunidad vecinales, ayuntamientos y promotores consiguen un presupuesto global de más de 30 millones de euros para lo actual ejercicio.

Ángeles Vázquez destacó que la primera Ley de rehabilitación de Galicia entra hoy en vigor, con el objetivo de afianzar la cultura de la rehabilitación, dinamizar los núcleos rurales y los cascos históricos y facilitar la recuperación del construido protegiendo el patrimonio actual, ya que no hay mayor desprotección que el abandono, insistió.

La ley de rehabilitación es la herramienta que facilita y apoya a quien quiere rehabilitar, ya que amplía los supuestos para la concesión de licencias directas por parte de los ayuntamientos, simplifica los procesos y ya no será necesario contar con la autorización previa de la Administración autonómica para trabajos como cambio de cubierta, actuaciones en carpinterías exteriores, en fachadas o en el interior de las edificaciones, siempre que no afecten valores protegidos.

Explicó que también se prevé la declaración de Áreas Rexurbe, de interés autonómico, para núcleos históricos o áreas especialmente degradadas, dando una respuesta ágil a la situación que presentan determinados ámbitos que precisan de una rápida intervención tanto en el plano edificatorio como en el social, ambiental y económico. Añadió que para coordinar las actuaciones y apoyar su tramitación se creará un Centro Rexurbe, así como un fondo, una línea de incentivos con las que financiar proyectos de rehabilitación integral.

En esa línea, la conselleira también destacó última línea de ayudas creada por el Instituto Gallego de Vivenda e Solo, con la que se facilitará la adquisición de vivienda en los cascos históricos dirigidas específicamente la menores de 35 años, y que estará dotada de 800.000 euros. La finalidad es llevar a la juventud a los cascos históricos de las villas, donde poder vivir y llevar a cabo su proyecto de vida.

Vázquez Mejuto argumentó que esta acción también tiene un impacto positivo en la actividad empresarial de la provincia y defendió que las actuaciones y políticas de la Xunta deben caminar de la mano de los empresarios para conseguir un urbanismo responsable, con el fin de que generen empleo, faciliten el asentamiento empresarial y mejoren los servicios y la calidad de vida de los gallegos.

En ese sentido, recordó que la política sobre suelo empresarial de la Xunta también persigue dichos objetivos. Recordó que en la provincia de Ourense hay, actualmente, más de 130.000 metros cuadrados en 8 parques empresariales y con bonificaciones del 50% en el precio: Vilamarín, Pereiro de Aguiar, O Barco de Valdeorras, O Carballiño, Celanova, Ribadavia, Pazos (en Verín) y en la central de transportes de San Cibrao das Viñas. Destacó que son importantes bonificaciones, para facilitar el asentamiento empresarial y la generación de nuevas oportunidades constructivas, de negocio y empleo y recordó que en el período 2015-2018 se adjudicaron más de 170.000 metros cuadrados con unas bonificaciones de más de medio millón de euros.